las palmas
+34 928 012 615
maspalomas
+34 928 063 625
+34 673 106 631
Cita Online Las Palmas de G.C Maspalomas
También puede contactar por
o
+34 673 106 631
B

EPOC: respirar mal no es vivir bien


La conocida como EPOC es mucho más que ‘la tos del fumador’. De hecho, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica es potencialmente mortal, la tercera causa de muerte en el mundo. Sin embargo sigue habiendo un gran desconocimiento sobre ella, de lo que implica para quienes la padecen… y para quienes les rodean


Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica de los pulmones que produce inflamación de los bronquios, excesiva mucosidad y lesión del tejido pulmonar. Aunque su aparición se asocia al tabaquismo, no todos los fumadores desarrollan EPOC (sólo un 15% aproximadamente), lo cual indica que hay factores constitucionales que predisponen a la enfermedad: de hecho, es frecuente encontrar varios casos en una familia. Otros factores que contribuyen a sufrirla son la contaminación atmosférica, el trabajo en ambientes con mucho polvo, las alergias y las infecciones respiratorias. La gravedad de la enfermedad depende de si se fuma, cuánto y desde cuándo.

Al tratarse de una enfermedad de las vías respiratorias, la sensación de ahogo que llega a provocar, constante y muy intensa, es el origen de la ansiedad, depresión e, incluso el aislamiento social que sufre este tipo de pacientes.

Aunque la tecnología innovadora, seguir un tratamiento adecuado y unos hábitos saludables mejoran notablemente la calidad de vida de quien la padece y evita que su estado se agrave, lamentablemente es una enfermedad todavía irreversible. De ahí la importancia de detectarla a tiempo; algo que, sin embargo, no siempre es fácil porque los síntomas se manifiestan lentamente y en sus inicios se pueden confundir con señales de otras enfermedades de menor importancia. Hablar con un neumólogo tan pronto se sienta cualquier síntoma —tos diaria, irritativa con esputos espesos y pegajosos difíciles de expulsar o dificultad para respirar (disnea) son los más característicos y preocupantes— nos sacará de dudas.

Normalmente, la EPOC implica enfisema (cuando los alveolos, las bolsitas de aire de los pulmones, se dañan) y bronquitis crónica (que ocurre cuando los bronquios se inflaman y el paciente sufre tos con mucosidad) al mismo tiempo, a lo que hay que añadir un peor estado psicológico y sufrimiento psiquiátrico, consecuencias emocionales de primer orden en los pacientes con EPOC que, a diferencia de otras enfermedades crónicas, les genera una sensación generalizada de vulnerabilidad.

Por ello es importante que los enfermos de EPOC estén debidamente asesorados facultativamente y convenientemente concienciados acerca de lo que pueden hacer o no si quieren mejorar su calidad de vida pero, como recomendaciones generales, se aconseja dejar de fumar si es el caso, hacer ejercicio regular y seguir estricta y metódicamente las indicaciones del especialista. Además de la nueva aparatología que ayuda a entrenar la respiración, mejorar la fuerza pulmonar y, por tanto, la resistencia física, también hay dispositivos que informan sobre las constantes vitales del paciente sin tener que desplazarse a un centro médico, inhaladores y humificadores que mejoran notablemente la calidad de vida de los enfermos o ejercicios de fisioterapia respiratoria, muy fáciles de hacer, que ayudan muchísimo.

 

 

Compartir artículo