Contacto
+34 928 40 40 40
Cita Online Las Palmas de G.C Maspalomas
También puede contactar por
o
+34 673 106 631
B

Hemorroides


Las hemorroides son dilataciones venosas, tipo varices, que aparecen en el plexo vascular perirrectal como consecuencia de incremento de la presión intraabdominal que dificulta el flujo sanguíneo. Por ello, todas las circunstancias que incrementen la presión en el abdomen, como el estreñimiento, el embarazo, el sedentarismo o la obesidad son factores de riesgo para su aparición.


 

Las hemorroides pueden ser totalmente asintomáticas, pero antes o después pueden complicarse con trombosis, ulceración con hemorragia, inflamación, etc, produciendo dolor, que puede ser intenso en la trombosis, sangramiento con la ulceración, etc. Las hemorroides pueden estar localizadas en la parte externa del ano y ser visibles o en su interior.

El embarazo, el estreñimiento crónico, la falta de ejercicio, pasar mucho tiempo sentado o una dieta pobre en fibra y líquidos sientan las bases para que se puedan padecer hemorroides. Es más, según diversos estudios el 75% de la población adulta padece en alguna ocasión un episodio de hemorroides: inflamación de las venas alrededor del ano.

Esta inflamación puede producirse dentro del ano o debajo de la piel alrededor del ano como si fueran varices. Así, hablamos de hemorroides internas o externas.

En las primeras, dentro del ano, quizás el único síntoma que se sienta sea ver sangre en las heces o al asearse tras la evacuación. Pero ante cualquier sangrado, lo recomendaba es acudir a una consulta médica para que se pueda descartar cualquier otro posible padecimiento.

Las hemorroides externas suelen producir picor, molestias incluso dolor y, además, dificulta mucho la evacuación. Normalmente el episodio desaparece en unos días, pero hay casos en los que no es así y requiere de una intervención quirúrgica, normalmente ambulatoria.

Beber muchos líquidos, comer alimentos con alto contenido en fibra, hacer ejercicio de forma moderada y frecuente, no hacer fuerza cuando se va al baño para no presionar las venas del recto, son algunos de los consejos que pueden evitar que se padezca hemorroides.

Pero si ya las padece o sospecha que puede tenerlas porque sangra al evacuar, lo recomendable es que acuda a una consulta médica.

Compartir artículo