las palmas
+34 928 012 615
maspalomas
+34 928 063 625
+34 673 106 631
Cita Online Las Palmas de G.C Maspalomas
También puede contactar por
o
+34 673 106 631
B

La muerte súbita en atletas se puede evitar


La muerte súbita es la que acontece de forma natural, no violenta e inesperada en un intervalo de menos de 1 hora desde el inicio de los síntomas premonitorios en una persona con aparente buen estado de salud que se encuentra realizando sus actividades habituales o durante la práctica deportiva.


Los problemas pulmonares, vasculares y cerebrales también pueden llevar a este tipo de deceso, pero la mayoría de los casos tiene su origen en el corazón. La muerte súbita tiene una incidencia de uno de cada 100.000 habitantes y año. Se puede dar en bebés, jóvenes y adultos, aunque en los últimos años ha tenido un impacto social mayor cuando lo padece un atleta joven aparentemente sano. 

En los atletas de 35 años o más, la principal causa es la enfermedad ateroesclerótica de las arterias coronarias, es decir la cardiopatía isquémica; mientras que en los menores de 35 las más frecuentes son las enfermedades genéticas o las patologías cardiovasculares adquiridas, siendo la más común la miocardiopatía hipertrófica, seguida de las anomalías coronarias y la displasia arritmogénica del ventrículo derecho. Otras causas de muerte súbita en este grupo de edad son la miocarditis y el consumo de tóxicos.

La miocardiopatía hipertrófica es una enfermedad hereditaria y genética con una incidencia de 1 de cada 500 personas, con un espectro de patogenicidad amplio en función de la obstrucción al tracto de salida del ventrículo izquierdo y la capacidad para generar arritmias ventriculares.

Debido a que la muerte súbita puede ser la manifestación de una enfermedad cardiaca oculta, los expertos mundiales en medicina deportiva recomiendan a los atletas realizarse un screening, especialmente antes de la participación en una competición porque:

A nivel general, el aumento de la educación y la toma de conciencia sobre la muerte súbita, el entrenamiento en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y el acceso a desfibriladores cardiacos externos pueden ayudar a prevenir muertes en atletas y no atletas.

El deporte es sano, pero debe realizarse con seguridad: un sencillo examen cardiológico garantiza una larga vida de retos personales, desafíos en grupo… y éxitos.

Compartir artículo