Contacto
+34 928 40 40 40
+34 673 106 631
Cita Online Las Palmas de G.C Maspalomas
También puede contactar por
o
+34 673 106 631
B

Los ronquidos, un signo de alarma


Todos hemos escuchado alguna vez a alguien dando un consejo para dejar de roncar o, al menos, su “truco” para que los ronquidos de su pareja cesasen y poder seguir durmiendo en silencio. Dormir de lado, beber un vaso de leche antes de acostarse, responder al ronquido con otro ruido…


Todos esos remedios caseros no son más que la respuesta de la sabiduría popular a algo que hasta hace poco no era considerado un signo de alarma.

Los ronquidos fuertes no solo son molestos para quien comparte dormitorio con la persona que ronca, podrían ser el síntoma de que estamos ante un caso de apnea del sueño, sobre todo si hay pausas prolongadas entre ronquido y ronquido o aparece un ronquido fuerte con bufido posterior.

Se trata del trastorno respiratorio más común. De hecho se estima que entre un 4 y un 6% de la población activa puede sufrir apnea del sueño sin saberlo. Aunque los hombres son más propensos que las mujeres -el riesgo cae de un 4 a un 2% en el caso de las féminas-, siendo una enfermedad que también puede afectar a la población infantil.

La apnea del sueño provoca que durante 10 o más segundos dejemos de respirar, un proceso que se repite durante la noche en múltiples ocasiones. Como consecuencia de ello, a la mañana siguiente la persona con apnea del sueño se sentirá fatigada, con tendencia a quedarse dormida en cualquier momento y estará menos atenta en su día a día, lo que puede aumentar el resigo de sufrir accidentes en el trabajo o durante la conducción. Los dolores de cabeza o problemas de aprendizaje o la dificultad para concentrarse son otras de las consecuencias de la apnea del sueño.

Pero siendo ya graves estos síntomas, la apnea del sueño puede aumentar la presión arterial y hacernos más vulnerables o predisponernos a padecer una trombosis cerebral u otras patologías cardiovasculares.

En Hospitales San Roque disponemos de una “habitación del sueño’, una unidad única en el Archipiélago por las características de su diseño y condiciones de confort pero, especialmente, por su dotación para hacer un estudio integral que nos permite registrar simultáneamente la actividad cerebral, cardíaca y muscular, los movimientos respiratorios, el ronquido, la posición corporal, la cantidad de oxígeno en sangre y los movimientos de los ojos de cada paciente.

Con dicho estudio nuestros especialistas pueden recomendar el mejor tratamiento personalizado.

Compartir artículo