Contacto
+34 928 40 40 40
+34 673 106 631
Cita Online Las Palmas de G.C Maspalomas
También puede contactar por
o
+34 673 106 631
N

Enfoque integral de la obesidad.


Hospitales San Roque aborda la obesidad desde una perspectiva multidisciplinar que ofrece soluciones personalizadas en sus dos centros.


“La obesidad es una de las enfermedades más prevalentes pero también más infravaloradas, ya que tras el tabaquismo, la obesidad es la segunda causa de muerte evitable derivada de hábitos personales”, explican las doctoras Ana Sánchez y Sara Quintana, especialistas en endocrinología y nutrición de Hospitales San Roque (HSR). Sin embargo, apunta José Ramírez, experto en cirugía general y del aparato digestivo, “la gente no la considera una enfermedad sino que relaciona la obesidad con un estado de bienestar”.

Lo cierto es que la obesidad “condiciona la vida del paciente, la limita y acorta su esperanza de vida”, continúa Ramírez. 

Como problema médico, la obesidad debe ser tratada de forma transversal. “el pilar fundamental del tratamiento es alcanzar un estilo de vida saludable basado en una alimentación equilibrada, limitando el consumo de en azúcares refinados y grasas saturadas, y en un plan de actividad física acorde a las características individuales”, señala la doctora Quintana. Con ello “no solo se consigue una pérdida de peso, sino una mejoría de la composición corporal (menos masa grasa y más masa muscular). El mantenimiento de este estilo de vida saludable, nos ayudará por un lado a prevenir la reganancia de peso, que suele experimentarse al abandonar un plan de alimentación supervisado, y por otro lado a mantener un peso estable, algo realmente complicado cuando se habla de obesidad”, apunta la doctora Sánchez.

Si después de entre tres y seis meses de seguir un programa estructurado no se consigue alcanzar el objetivo de pérdida de peso propuesto se pueden utilizar como apoyo algunos fármacos. “Son un apoyo a la dieta y al ejercicio físico, nunca se pueden recetar como único tratamiento”, advierten las especialistas.

Sánchez y Quintana explican que con estos novedosos fármacos, de administración oral o subcutánea, y utilizados en su práctica clínica en Hospitales San Roque, se logra “retrasar el vaciado gástrico, aumentar la sensación de saciedad e intervenir en la inhibición del apetito”. Otros, además, “mejoran el comportamiento frente a la comida, disminuyendo la ansiedad por comer”.

¿Qué ocurre si nada de esto funciona? A partir de un grado 2 de obesidad -aunque hay ciertas excepciones en algunos casos con menor grado de obesidad- la cirugía es el “único tratamiento efectivo”, resalta el doctor Ramírez, y añade, “porque es el único tratamiento efectivo en perder peso y lograr mantenerlo en el tiempo, lo que conduce a resolver las enfermedades asociadas en un alto porcentaje de exito”.

La intervención más frecuente en la actualidad es la llamada “gastrectomía vertical laparoscopica” para muchos “reducción de estómago” y que en inglés la denominan “Sleeve”, se lleva a cabo mediante cirugía laparoscópica en la que “se reduce el estómago en forma tubular”, explica el especialista. La siguiente en frecuencia es el bypass gástrico, y en casos más graves existen otras alternativas como la “derivación o bypass biliopancreático”. Estas intervenciones se hacen con 48 horas de ingreso hospitalario y la reincorporación laboral está en una media de 15 días.

Tras una intervención siempre es necesario un seguimiento y control, “aunque con el tiempo cada vez serán de menor periodicidad”, señala Ramírez, quien recuerda que el porcentaje de éxito de este tipo de intervenciones se encuentra entre el 75 y el 80% y depende mucho del seguimiento. 

Una alternativa que también ofrece Hospitales San Roque es la técnica POSE o Cirugía Primaria de Obesidad Endoluminal. Se trata de “un tratamiento para la reducción de estómago sin uso de cirugía. Se realiza mediante endoscopia y consiste en realizar una serie de pliegues en las paredes del estómago para reducir su tamaño”, explica la doctora Claudia Arnás, especialista en endocrinología y nutrición de HSR.  Se trata de un método indicado para pacientes “con un Índice de Masa Corporal (IMC) entre 25 y 35 kg/m2 o en aquellos en los que se contraindica la cirugía bariátrica”, añade la especialista.

La técnica POSE “se realiza mediante endoscopia con abordaje vía oral, bajo anestesia general y una duración aproximada de 45 minutos. En general la recuperación es rápida, de forma que el paciente se puede reincorporar a la vida laboral a las 24-48 horas del procedimiento”, concluye la doctora Arnás.

Con todo, es fundamental, coinciden los especialistas, que el paciente “realice cambios en su estilo de vida, llevando una dieta saludable y realizando ejercicio físico, ya que esta es la única forma de que se consiga una pérdida de peso óptima y mantenida en el tiempo”.

Incluso después de una intervención, recuerda el doctor Ramírez, es necesario el consejo de nutricionistas, “para enseñar al paciente cómo enfocar un estilo de vida saludable”, fisioterapeutas, “porque los obesos van perdiendo masa muscular que necesitan recuperar”, y endocrinos, “para controlar las enfermedades asociadas en su evolución”. Por eso en todo este proceso, recalcan las doctoras Sánchez y Quintana, “es fundamental e imprescindible la participación del paciente”.

PREVALENCIA. 

La obesidad es una enfermedad crónica que se ha convertido en las últimas décadas en un importante problema de salud pública en las sociedades desarrolladas y economías en transición. España se sitúa a la cabeza de los países europeos con una prevalencia del 22,9% en la edad adulta y del 35% en mayores de 65 años, con el consiguiente aumento en la incidencia de otras comorbilidades como la diabetes, la hipertensión arterial y la hipercolesterolemia. El adquirir y fomentar un hábito de vida saludable sigue siendo la piedra angular del tratamiento de una patología que ha alcanzado dimensiones de epidemia mundial. “Canarias es líder a nivel nacional en Obesidad infantil y una de las primeras en Obesidad del adulto, tenemos que poner medidas para solucionarlo”, señala el doctor Ramírez.

Compartir artículo