las palmas
+34 928 012 615
maspalomas
+34 928 063 625
+34 673 106 631
Cita Online Las Palmas de G.C Maspalomas
También puede contactar por
o
+34 673 106 631
N

Entrevista al Dr. Jaime Ospina

¿Qué supone para los pacientes la existencia de una nueva página web del Servicio de Cirugía Estética de HSR?

La repercusión es, principalmente, a nivel informativo. Es una especialidad que se vincula casi siempre a la estética, aunque hay otros servicios que los pacientes no conocen. Lo que buscamos con esta web es acercar esa información a los usuarios, que no tengan dudas. También queremos llegar al público masculino, porque muchas veces piensan que no hay tratamientos para ellos. El objetivo es, básicamente, poner la primera piedra en la relación entre el médico y el paciente y que se haga en un entorno íntimo. Las personas se avergüenzan de sus complejos y no son capaces de exponerlos, pero sí que buscan en internet cómo solucionarlos. Cuando están solos en casa, relajados, es más probable que se sientan inclinados a buscar esta información. En definitiva, estamos ante una web muy cercana, que busca transmitir información, con un contenido sencillo que puedan entender todos los usuarios. Hay pacientes muy jóvenes y otros de hasta 60 años, por lo que el lenguaje debe adaptarse a todos ellos.

Necesita la medicina adaptarse a los avances tecnológicos, no solo a nivel de máquinas y procedimientos, sino también en lo que respecta a la comunicación?

Está claro que la sociedad evoluciona, y que las redes sociales e internet han modificado la forma en la que las personas se comunican. Hospitales San Roque no puede quedarse atrás en este aspecto. Muchos médicos, cirujanos y hospitales tienen sus propias webs, y los pacientes, lo primero que hacen, son búsquedas en internet. Van a foros y miran, investigan en diferentes páginas, hasta que encuentran lo que necesitan. Antes no era así. Lo que funcionaba era el boca a boca y la gente llegaba a la consulta un poco a ciegas. Ahora ya están informados y pueden tomar decisiones de forma más consciente.

¿Es difícil diferenciarse en un entorno tan saturado y cargado de información como lo es internet?

Hay que diferenciar entre varias cosas. Por un lado, están las webs corporativas y profesionales, en donde los cirujanos podemos compartir nuestras experiencias, los casos que hemos tratado, etc. Aquí hay que tener cuidado porque te pueden dirigir muchas críticas infundadas, que no tienen base real y que lo único que buscan es boicotear tu trabajo por cualquier motivo. Por otro lado, están los foros y las páginas no especializadas. Esto es algo muy peligroso. Hay que acudir a fuentes fiables, saber cuáles son los riesgos y las ventajas de un tratamiento o intervención. Aquí, por ejemplo, siempre entregamos el consentimiento informado de la Asociación Española de Cirugía Plástica, para que tengan información científica. A veces ocurre que llega alguien a la consulta diciéndote cosas que ha visto en internet y que no tienen ningún fundamento. Esta web pretende solucionar parte de ese problema. Damos información veraz al paciente, incluso al que no quiera operarse aquí. Que haya personas informadas beneficia a todos.

¿Qué contenidos tendrán prevalencia en la web?

En Hospitales San Roque trabajamos con tres ramas: cirugía estética, medicina estética y cirugía reconstructiva, pero no todas se conocen por igual. Mucha gente no sabe demasiado de cirugía reconstructiva, piensan que una malformación o la secuela de un accidente no tienen solución. Pero eso no es así. Esos problemas pueden tratarse, o al menos se pueden evaluar para intentar buscar cómo mejorarlos. Al mismo tiempo queremos acercar la cirugía estética a los hombres, que normalmente tienden a alejarse de este servicio. Los servicios clásicos también tendrán su espacio, porque aunque se nombren en otras páginas nos ayudan a transmitir la idea de que Hospitales San Roque es un referente global, queremos transmitir y ampliar los conocimientos de los usuarios. Hay que educar, es increíble la cantidad de gente que no conoce los tratamientos. Es común, por ejemplo, confundir botox con ácido hialurónico, porque se lee en peluquerías, en sitios poco especializados…

¿Podrán los pacientes realizar consultas o transmitirle sus dudas a través de este nuevo soporte?

En la web hay un apartado de contacto y cuando los usuarios escriban sus dudas les llegará al Servicio de Atención al Paciente, quienes después me lo derivarán a mí. Ese formulario se le responderá a través de esa misma vía, con la respuesta que yo dé a las preguntas.

A un nivel más general, ¿cómo han evolucionado los tratamientos de cirugía estética en los últimos años?

El más solicitado es la liposucción, porque muchos pacientes piensan que es el tratamiento menos invasivo, no le tienen tanto miedo. Sin embargo, hay que tener cuidado. Incluso profesionales con cierta formación se piensan que es algo fácil de hacer, pero no es así. No es solo meter una canulilla, porque dependiendo de la profundidad puedes llegar a perforar el hígado o el colón. Es una cosa muy seria y hay que hacerla con garantías. Ahora también estamos trabajando con un tratamiento llamado lipofilling, que lo que hace es rellenar con tejido graso. Es una de las grandes novedades en el mundo de la cirugía plástica. Se puede hacer aumento de mamas, de glúteos… las complicaciones de prótesis, que hay que quitarla o que no tienes tejido, se solucionan con este servicio. Y, por último, también hay que destacar los servicios de blefaroplastia y el de aumento de mamas, así como la cirugía masculina, que cada vez es más demandada.

¿Hay diferencias entre las intervenciones que se realizan en Canarias y las de otros lugares? ¿Se realizan más operaciones en las Islas?

Las zonas del sur siempre tienen más tendencia a solicitar servicios de Cirugía Estética que las del norte, porque se está más expuesto, se muestra más el cuerpo. Aquí siempre hay más cirugía de este tipo que en otras partes de España. También varía lo que se pide, en el norte se someten a un aumento más disimulado de mamas y aquí se busca que sea más voluptuoso. Y, como en otros muchos otros sectores, la crisis nos ha afectado. Hubo un descenso de pacientes, pero ahora vuelve a haber un repunte.

¿Qué puedes contarnos sobre la Cirugía en Pareja? ¿Es algo nuevo?

Hay varias cosas nuevas. Por un lado está el mommy makeover que se centra en volver a dar forma al cuerpo femenino después de dar a luz: las mamas pueden caerse, el abdomen puede tener flacidez… En cuanto a la cirugía en pareja, está permitiendo que los hombres se animen a probar nuestros servicios, porque vienen con sus novias y mujeres y tienen menos vergüenza de someterse a un tratamiento, se sienten menos intimidados. “Ya que ella se cuida yo también debo hacerlo”, suele ser el pensamiento generalizado. Tiene gran aceptación, tenemos muchas parejas de pacientes en las que los dos están operados de algo.

Aparte de la cuestión estética, esta rama de la sanidad también se ocupa de otras cuestiones. ¿A quién puede ayudar?

Eso es algo muy frecuente. El cirujano plástico tiene un estigma, se piensa que solo ponemos pechos pero en realidad hacemos mil cosas, como la cirugía reconstructiva, por cánceres, por accidentes, etc. Incluso cirugía dermatológica, que no solo incumbe al dermatólogo. Un ejemplo lo tenemos cuando se retira un lunar muy grande y queda una cicatriz difícil de cerrar. Damos un enfoque estético a otras intervenciones quirúrgicas.

¿El cirujano estético tiene colaboración con otras especialidades?

En cirugía estética no tanto, pero en cirugía reconstructiva siempre. Habitualmente son equipos multidisciplinares en casos muy complejos, con traumatólogos, neurocirujanos, oncólogos, etc. La estética es diferente, aunque hay cosas que se compaginan, como una rinoplastia donde a veces necesitas al otorrino. Si vas a hacer un avance óseo requieres del maxilofacial… son menos casos de colaboración, pero también es factible. Lo más importante siempre es que el paciente tenga el 100% de seguridad. Hay que ser muy sinceros, explicar qué es lo que se puede hacer y qué no, no engañar.

¿Los pacientes que se someten a la cirugía estética necesitan tener una sólida estabilidad emocional o cualquiera puede ir a quirófano?

Hay que ser muy realistas y tener muy claro qué es lo que se va a conseguir con la cirugía. Si piensas que por operarte vas a ser rico, vas a tener pareja y tu vida va a cambiar, pues estás equivocado. Lo que queremos es ayudar a las personas a superar su complejos, pero partiendo de una base real y no una ficticia. Hay que tener ese filtro cuando conoces a un paciente la primera vez, y eso es algo que se consigue con la experiencia y con años atendiendo en consulta.

Volviendo a la web, ¿supondrá una mejora en el servicio que Hospitales San Roque ofrece a sus pacientes?

La web se ha creado porque este es un mercado distinto al de otras ramas. Necesitamos una web específica, muy visual y estética, que supere a la competencia y que transmita nuestro grado de excelencia. Nuestro target se mueve de una determinada manera y hay que saber captarlo, ofrecerles un lugar que responda a sus inquietudes. Igualmente, hay que cuidar las Redes Sociales. Yo manejo mi propio Instagram, en donde publico fotografías interesantes sobre cirugía estética, y Hospitales San Roque ya maneja su propia cuenta de Facebook y Twitter. Con todo esto esperamos llegar a los pacientes, aunque continuaremos avanzando y adaptándonos a los cambios que nos traiga el mundo digital.

Para más información visita: http://cirugiaplastica.hospitalessanroque.com/


Compartir artículo