las palmas
+34 928 012 615
maspalomas
+34 928 063 625
+34 673 106 631
Cita Online Las Palmas de G.C Maspalomas
También puede contactar por
o
+34 673 106 631

Se define la nutrición como el conjunto de procesos a través de los cuales el organismo transforma, utiliza e incorpora en sus estructuras las sustancias químicas que recibe del exterior con los alimentos y excreta los subproductos de transformación por la orina y las heces. Se trata de un proceso complejo y regulado sobre el que no participa la voluntad y, en consecuencia, no es modificable. La alimentación, por su parte, es la forma y manera de aportar al organismo los elementos nutritivos contenidos en los alimentos. Es la parte externa y voluntaria de la nutrición y, por lo tanto, modificable. Por resumir, puede decirse que existen muchas formas de alimentarse, pero sólo una de nutrirse.

Se cuentan por miles las sustancias comestibles, o alimentos. Todos ellos contienen, de modo general, una composición química muy heterogénea, con mezclas variables de compuestos de diferente valor nutritivo. Sin embargo, a efectos nutricionales, todos los alimentos imaginables se reducen a unos cincuenta productos elementales o nutrientes, que son los únicos necesarios para una correcta nutrición. 

Durante siglos se ha intentado determinar cuál es el mínimo y el óptimo consumo de los nutrientes elementales, llegándose en la actualidad al concepto de requerimiento nutricional: por éste se entiende las cantidades de cada uno de los diferentes nutrientes imprescindibles que precisa un individuo en concreto en razón de su edad, sexo, estado fisiológico y actividad física.

La mala alimentación, en el fondo de las enfermedades crónicas

Los logros alcanzados durante el último siglo en materias sociales, económicas, sanitarias y médicas han logrado una esperanza de vida superior a la conseguida en los dos milenios previos. Sin embargo, esta se acompaña también de un aumento importante de las enfermedades crónicas y de la coexistencia de varias de ellas en una misma persona.

Las enfermedades crónicas no tienen un origen o causa única, sino que resultan de la compleja interacción entre predisposición genética y agentes ambientales, a menudo desconocidos o múltiples, pero siempre relacionados con el estilo de vida. Y, en concreto, la hipertensión arterial, el aumento del colesterol, la diabetes, la insuficiencia cardiaca o la obesidad se vinculan directamente a una alimentación inadecuada, a los cambios nutricionales que ha conllevado la vida moderna.

En nuestras islas, en concreto, se ha experimentado en las últimas décadas un notable incremento de mortalidad debido a enfermedades cardiovasculares. Del mismo modo, el binomio sobrepeso-obesidad, tanto en adultos como, más preocupantemente si cabe, en niños y jóvenes, está rozando niveles alarmantes. 

El compromiso de Hospitales San Roque

Consciente de este grave problema, y de que una dieta rica en alimentos naturales es la mejor prevención para evitar problemas de salud, un equipo médico de Hospitales San Roque, que aglutina los servicios de Endocrinología, Nutrición Humana y Dietética, ha desarrollado una estrategia para implementar los programas más innovadores con el objetivo de mejorar el conocimiento de la población sobre la relación entre el consumo de determinados alimentos y sus consecuencias patológicas, la que existe entre diferentes nutrientes y la aparición de determinadas enfermedades crónicas o la aplicación de la Nutrigenómica, una rama de la genómica nutricional que permite personalizar la alimentación.

Esta estrategia contempla una serie de acciones basadas fundamentalmente en la prevención, y se dirigen a cuatro áreas principales: nuestras cocinas, la educación, el turismo y el consumo.

Así, y como forma de mostrar a nuestros pacientes los beneficios de la alimentación sana, nuestras cocinas basan sus menús en la dieta mediterránea, casera, con productos naturales del país, integrales, ecológicos y en la tradición culinaria regional.

En el ámbito de la educación, nuestro grupo médico ha creado el Aula de Nutrición Responsable, que tiene lugar de forma mensual y cuenta con diversos colaboradores. Del mismo modo, se ha dirigido a las escuelas de Gran Canaria para colaborar en un programa de mejora de los menús escolares, con el objetivo de reducir el índice de obesidad, diabetes y otros problemas de salud en niños. 

En el del turismo, Hospitales San Roque está trabajando para crear un Manual Básico de Nutrición para incorporar en los menús y buffets de hoteles.

Por último, en el ámbito del consumo se han planteado alianzas dentro del sector de la gran distribución alimenticia que ayuden a difundir el mensaje de los principios de la Nutrición Responsable entre la población canaria. 

Nuestros hospitales y centros