Especialidades Médicas

Tu salud cubierta en todas las etapas

Endoscopia Digestiva

La endoscopía consiste en realizar una observación del esófago, estómago y duodeno (primera parte del intestino delgado) con un endoscopio para fines diagnósticos y/o terapéuticos. El endoscopio es un instrumento flexible en forma de tubo, terminado en una lente y una cámara que se introduce a través de la boca. Las imágenes obtenidas se transfieren a un monitor para ser analizadas o almacenadas. Es una exploración de corta duración que permite detectar enfermedades de esos órganos, tomar muestras y aplicar tratamientos.

Selecciona el centro que te interese para obtener más información

La endoscopía digestiva alta está indicada cuando su médico necesita conocer si hay enfermedad en los órganos objeto de estudio; por ejemplo, ante síntomas como dificultad al tragar, ardor o dolor de estómago. Además de ver las lesiones, la endoscopía permite tomar biopsias para analizarlas. También permite la aplicación de tratamientos para detener una hemorragia mediante la inyección de medicamentos o electrocoagulación, tratar varices del esófago, extirpar pólipos, dilatar zonas estrechas introduciendo distintos tipos de dilatadores, extraer objetos o alimentos impactados, entre otros.

La unidad de Endoscopia Digestiva de Hospitales San Roque está equipada con el material más sofisticado que nos permite practicar los procedimientos diagnósticos y terapéuticos actualmente en vigor.

La presencia de un médico anestesista exclusivo para la Unidad nos permite realizar las exploraciones bajo sedación profunda, permaneciendo el paciente dormido los minutos que dure la prueba, reincorporándose posteriormente a su vida normal.

Además de los procedimientos diagnósticos básicos como gastroscopia, colonoscopia, ileoscopia o colangio–pancreatografía retrogadaendoscópica, se efectúan habitualmente los diferentes procedimientos terapéuticos como dilataciones neumáticas o con bujías; ligadura de varices esofágicas; tratamiento de la hemorragia digestiva; resección de pólipos; extracción de cálculos en la vía biliar así como colocación de prótesis; y colocación de balón intragástrico por control de la obesidad mórbida.