Especialidades Médicas

Tu salud cubierta en todas las etapas

Medicina Nuclear

La Medicina Nuclear es una especialidad médica dedicada principalmente al diagnóstico de pacientes mediante el uso de sustancias marcadas con radioisótopos, proporcionando una información esencialmente funcional, y además al tratamiento mediante fuentes radiactivas no encapsuladas.

Esta especialidad tiene una estrecha relación con diversas ciencias básicas y aplicadas, como la Física, Química, Electrónica, Cibernética y Farmacia, y con otras ramas médicas como Fisiología, Fisiopatología, Radiodiagnóstico y otras técnicas de diagnóstico por la imagen. Su campo de acción comprende la prevención, el diagnóstico, la terapéutica y la investigación.

Selecciona el centro que te interese para obtener más información

En Hospitales San Roque en Las Palmas de Gran Canaria, la Unidad de Medicina Nuclear del Servicio de Diagnóstico por Imagen está especializada en la aplicación de técnicas de gran sensibilidad y precocidad diagnóstica que permiten la exploración morfofuncional de, prácticamente, todos los órganos y sistemas, con la posibilidad de obtener datos cuantitativos cuando el tipo de patología lo requiera. Además, la utilización de Tomografía (S.P.E.T.) hace única la aplicación de estas técnicas al estudio de Patología Cerebral (demencias, isquemia, tumores, Psiquiatría), Cardiaca (isquemia miocárdica, función ventricular) y Ósea.

Los estudios de Medicina Nuclear se hacen administrando algún radiofármaco al paciente y registrando después la señal emitida. Son exploraciones seguras, ya que los radiofármacos empleados no son contrastes: no tienen, por tanto, acción farmacológica, ni efectos secundarios o reacciones adversas graves. Estos son compuestos que tienen una gran especificidad de función, por lo que las exploraciones de Medicina Nuclear son siempre morfofuncionales; esta condición les confiere una alta sensibilidad y precocidad diagnósticas.

La obtención de imágenes con técnicas de tomografía (S.P.E.C.T.) y su posible corregistro con CT permite obtener a la vez información morfológica y funcional del órgano o estructura que se trate, lo que hace única la aplicación de esta modalidad de imagen al estudio de la patología ósea, neurológica, cardíaca, digestiva, nefrourológica, endocrinológica, neumológica, infecciosa u oncológica, tanto en adultos como en niños.

Completando la excelencia en el campo de Diagnóstico por Imagen, Hospitales San Roque ha incorporado también a su servicio de Medicina Nuclear la novedosa Técnica PET TAC, un híbrido entre dos técnicas de imagen (PET: Tomografía por Emisión de Positrones TAC: Tomografía Axial Computarizada) que ofrece una imagen metabólica con la que se detecta la existencia de zonas lesionadas en fase muy temprana, cuando aún son muy pequeñas, lo cual tiene un especial impacto en el diagnóstico precoz oncológico. Con esta adquisición, que ha supuesto una inversión de un millón de euros, además de ahorrar padecimientos al afectado ─como el de tener que desplazarse a otras regiones─, han colocado al Grupo San Roque en la vanguardia de la sanidad privada en Canarias.

En el Centro Asistencial Lanzarote de Hospitales San Roque, la Unidad de Medicina Nuclear del Servicio de Diagnóstico por Imagen está especializada en la aplicación de técnicas de gran sensibilidad y precocidad diagnóstica que permiten la exploración morfofuncional de, prácticamente, todos los órganos y sistemas, con la posibilidad de obtener datos cuantitativos cuando el tipo de patología lo requiera. Además, la utilización de Tomografía (S.P.E.T.) hace única la aplicación de estas técnicas al estudio de Patología Cerebral (demencias, isquemia, tumores, Psiquiatría), Cardiaca (isquemia miocárdica, función ventricular) y Ósea.

Los estudios de Medicina Nuclear se hacen administrando algún radiofármaco al paciente y registrando después la señal emitida. Son exploraciones seguras, ya que los radiofármacos empleados no son contrastes: no tienen, por tanto, acción farmacológica, ni efectos secundarios o reacciones adversas graves. Estos son compuestos que tienen una gran especificidad de función, por lo que las exploraciones de Medicina Nuclear son siempre morfofuncionales; esta condición les confiere una alta sensibilidad y precocidad diagnósticas.

La obtención de imágenes con técnicas de tomografía (S.P.E.C.T.) y su posible corregistro con CT permite obtener a la vez información morfológica y funcional del órgano o estructura que se trate, lo que hace única la aplicación de esta modalidad de imagen al estudio de la patología ósea, neurológica, cardíaca, digestiva, nefrourológica, endocrinológica, neumológica, infecciosa u oncológica, tanto en adultos como en niños.

Completando la excelencia en el campo de Diagnóstico por Imagen, Hospitales San Roque ha incorporado también a su servicio de Medicina Nuclear la novedosa Técnica PET TAC, un híbrido entre dos técnicas de imagen (PET: Tomografía por Emisión de Positrones TAC: Tomografía Axial Computarizada) que ofrece una imagen metabólica con la que se detecta la existencia de zonas lesionadas en fase muy temprana, cuando aún son muy pequeñas, lo cual tiene un especial impacto en el diagnóstico precoz oncológico. Con esta adquisición, que ha supuesto una inversión de un millón de euros, además de ahorrar padecimientos al afectado ─como el de tener que desplazarse a otras regiones─, han colocado al Grupo San Roque en la vanguardia de la sanidad privada en Canarias.