Invisible Imprescindible: Víctor Guerra

¿Qué te motivó a trabajar en el ámbito sanitario?

Siempre he trabajado en la gestión de edificios, y por circunstancias de la vida, terminé trabajando en el área hospitalaria.

¿Cómo es un día en tu trabajo?
Nuestra labor consiste en mantener el edificio y sus instalaciones en funcionamiento óptimo de luz, agua caliente, gases medicinales, 24 horas al día, 365 días al año. Somos la primera línea de respuesta, ya que tenemos relación con todo el mundo, interno y externo. Además, damos servicio hospitalario y extrahospitalario, y colaboramos con otros departamentos como el de informática.
Sin agua, luz, control de temperatura óptimo, ya puedes ser el mejor cirujano del mundo, que no puedes operar.

¿Qué significa para ti que HUSR cumpla 100 años?
Haber evolucionado año tras año con tecnología punta y cuidado al medio ambiente en base a su desempeño de seguir con su actividad durante todos estos años.

¿Cuál ha sido tu mejor momento en HUSR?
Cualquier día de trabajo es reconfortante, ya que solucionas gestiones tanto con pacientes como con personal interno. Pero si he de destacar algún momento bueno, es cuando trabajamos codo a codo el servicio técnico con el hospitalario en los eventos que organizábamos antes. Era mucho trabajo, pero muy satisfactorio. Al principio la gente no nos conocía, pero luego encajamos muy bien. Disfrutábamos mucho.

Compartir: