Rafael Vega: "La espalda soporta todo tipo de tensiones, físicas y emocionales"

Alivio, conocimiento anatómico y muy buen humor fueron los principales ingredientes que se pudieron palpar el pasado jueves 23 de abril durante la novena Escuela de Pacientes de Hospitales San Roque dedicada a los dolores de espalda, impartida por el doctor Rafael Vega, responsable del servicio de Traumagología de Hospitales San Roque.

Tras la bienvenida a los asistentes por parte del director de Operaciones del grupo, José Manuel Baltar, el doctor Vega acometió, en una primera parte teórica, la importante tarea pedagógica de explicar ante un aforo completo cuál es el diseño de la columna vertebral y cómo realiza su función mecánica y dinámica, con el objetivo de poder identificar los dolores zonales que suele presentar y sus posibles causas.

“Muchas personas cargan las tensiones nerviosas 'sobre sus espaldas', normalmente a la altura de las cervicales", señaló el especialista, aludiendo a las pistas que nos da el lenguaje para entender las importantes cargas, no sólo físicas sino también emocionales, que soporta la columna vertebral humana, muy condicionada —a diferencia de otras especies— por el bipedismo.

Esta condición, unida a la expresión corporal de emociones y sentimientos (como la ira, la agresividad, la vergüenza o el miedo) y a las numerosas malas posturas que vamos adquiriendo a lo largo de la vida —además de traumatismos, enfermedades o cambios óseos debidos a la edad— provocan tensiones en la columna que, inconscientemente, tratamos de compensar tensando determinados músculos que empeoran la situación, produciendo no sólo contracturas sino, con el paso del tiempo, curvaturas anómalas en las zonas lumbar, dorsal y cervical que, a su vez, provocan dolores y, finalmente, deformaciones estructurales que requieren de intervenciones clínicas más drásticas.

Para evitar llegar a esta situación, el doctor Vega enfocó el taller en tomar conciencia de los defectos de postura que cometemos a diario en el desarrollo de las tareas domésticas, laborales o deportivas, incidiendo en que lo más importante para la columna es mantener un buen tono muscular, indicando los ejercicios isométricos que permiten trabajar los grupos musculares así como las formas correctas de levantar peso, sentarse, leer, caminar, dormir, estirarse o utilizar los dispositivos electrónicos.

Con numerosas notas de humor por parte del traumatólogo, que crearon un ambiente relajado y optimista, el doctor Vega también atendió en una segunda parte a todas las dudas de los asistentes, que plantearon tanto casos particulares como generales, ofreciendo respuesta para paliar el sufrimiento provocado por las distintas patologías expuestas, dando lugar a una sesión magistral y accesible que finalizó con ejemplos prácticos de cómo trabajar, fortalecer y relajar los músculos interiores y exteriores para mejorar la flexibilidad, otro aspecto crucial en la prevención de los dolores de espalda.

 

 

 

 

 

Compartir: