Reforestar por la salud de nuestros pacientes, de nuestra isla y de las generaciones futuras

Casi ochenta personas, entre el equipo sanitario del servicio de oncología, el personal de la Asociación Española contra el Cáncer y la Asociación Canaria del Cáncer de Mama y Ginecológico, familiares y pacientes con cáncer, se acercaron a la naturaleza para recibir todos los beneficios que aporta y compartir un día de experiencias y buenos momentos, contribuyendo a mejorar la salud medioambiental de todos los canarios/as.

Testimonio de una paciente con cáncer:  «La organización de San Roque y Foresta ha sido maravillosa y estoy muy agradecida. Esto nos hace sentir vivos y saber que vamos a salir adelante».

 

Los asistentes compartieron un día de experiencias y buenos momentos, que sirvió además para contribuir a mejorar la salud medioambiental de todos los canarios y canarias. Tras dar la bienvenida, se llevó a cabo un reparto de gorras y protectores solares para comenzar a plantar casi doscientos árboles de la mano de las indicaciones del equipo de Foresta. Para finalizar se disfrutó de un picnic que permitió reponer fuerzas e intercambiar opiniones sobre la experiencia antes de regresar a la ciudad.

Testimonio del Dr. Pedro Lara-Jefe de Oncología de HUSR: “El acto de plantar simboliza la esperanza de los pacientes cuando reciben su tratamiento, porque plantamos con la ilusión de que el árbol dé sus frutos. Eso es lo que hacemos cuando trabajamos con pacientes oncológicos, sembramos futuro. Esperamos volver dentro de unos años y ver que estos árboles han crecido y que hemos contribuido a mejorar la salud de nuestros pacientes y la salud de la isla.”

 

Muchas gracias a la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, a Foresta, a la Asociación Española contra el Cáncer y a la Asociación Canaria del Cáncer de Mama y Ginecológico, por la implicación en este proyecto. 

Compartir: