Especialidades Médicas

Tu salud cubierta en todas las etapas

Angiología y Cirugía Vascular

En términos generales, la angiología y cirugía vascular es la especialidad médico-quirúrgica que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan al sistema circulatorio (arterias, venas y linfáticos).

Selecciona el centro que te interese para obtener más información

La elevada incidencia, prevalencia y mortalidad de las enfermedades vasculares ha puesto de manifiesto la importancia de la Angiología como disciplina médica que inicialmente abordó esta patología tratando los factores de riesgo, prevención y tratamiento médico. Posteriormente se incorporaron las técnicas de diagnóstico no invasivo e invasivo junto con el desarrollo de las técnicas de abordaje y de sustitución de los vasos enfermos a través de la Cirugía Vascular, todo ello posibilitando el tratamiento global del paciente vascular.

En la actualidad, la especialidad ha dado un nuevo giro con el desarrollo de técnicas que posibilitan los abordajes a distancia de las lesiones vasculares. Se ha configurado de este modo una especialidad médico-quirúrgica que aborda de forma integral al paciente vascular ofreciéndole la prevención, el diagnóstico y tratamiento médico, endovascular y quirúrgico de las lesiones. Asimismo, y debido al carácter crónico de la mayoría de las afecciones vasculares, esta especialidad se ocupa del control de los pacientes en la prevención, tratamiento y complicaciones de estos procesos.

Este abordaje global, que se enmarca en lo que la Unión Europea establece, permite que los especialistas ofrezcan a sus pacientes la más idónea y efectiva de las terapias disponibles. En el ámbito asistencial, la Angiología y Cirugía Vascular se ocupa del tratamiento de las arteriopatías, isquemia y aneurismas de los vasos de todo el cuerpo ─exceptuando los intracraneales y coronarios. Igualmente se ocupa de las fístulas arteriovenosas para hemodiálisis y del tratamiento de la insuficiencia venosa crónica, varices, trombosis venosas y síndrome postrombótico. Otro aspecto que integralmente se trata es el pie diabético, isquémico o no, y tratamiento de las úlceras de origen vascular.

La elevada incidencia, prevalencia y mortalidad de las enfermedades vasculares ha puesto de manifiesto la importancia de la Angiología como disciplina médica que inicialmente abordó esta patología tratando los factores de riesgo, prevención y tratamiento médico. Posteriormente se incorporaron las técnicas de diagnóstico no invasivo e invasivo junto con el desarrollo de las técnicas de abordaje y de sustitución de los vasos enfermos a través de la Cirugía Vascular, todo ello posibilitando el tratamiento global del paciente vascular.

En la actualidad, la especialidad ha dado un nuevo giro con el desarrollo de técnicas que posibilitan los abordajes a distancia de las lesiones vasculares. Se ha configurado de este modo una especialidad médico-quirúrgica que aborda de forma integral al paciente vascular ofreciéndole la prevención, el diagnóstico y tratamiento médico, endovascular y quirúrgico de las lesiones. Asimismo, y debido al carácter crónico de la mayoría de las afecciones vasculares, esta especialidad se ocupa del control de los pacientes en la prevención, tratamiento y complicaciones de estos procesos.

Este abordaje global, que se enmarca en lo que la Unión Europea establece, permite que los especialistas ofrezcan a sus pacientes la más idónea y efectiva de las terapias disponibles. En el ámbito asistencial, la Angiología y Cirugía Vascular se ocupa del tratamiento de las arteriopatías, isquemia y aneurismas de los vasos de todo el cuerpo ─exceptuando los intracraneales y coronarios. Igualmente se ocupa de las fístulas arteriovenosas para hemodiálisis y del tratamiento de la insuficiencia venosa crónica, varices, trombosis venosas y síndrome postrombótico. Otro aspecto que integralmente se trata es el pie diabético, isquémico o no, y tratamiento de las úlceras de origen vascular.

La elevada incidencia, prevalencia y mortalidad de las enfermedades vasculares ha puesto de manifiesto la importancia de la Angiología como disciplina médica que inicialmente abordó esta patología tratando los factores de riesgo, prevención y tratamiento médico. Posteriormente se incorporaron las técnicas de diagnóstico no invasivo e invasivo junto con el desarrollo de las técnicas de abordaje y de sustitución de los vasos enfermos a través de la Cirugía Vascular, todo ello posibilitando el tratamiento global del paciente vascular.

En la actualidad, la especialidad ha dado un nuevo giro con el desarrollo de técnicas que posibilitan los abordajes a distancia de las lesiones vasculares. Se ha configurado de este modo una especialidad médico-quirúrgica que aborda de forma integral al paciente vascular ofreciéndole la prevención, el diagnóstico y tratamiento médico, endovascular y quirúrgico de las lesiones. Asimismo, y debido al carácter crónico de la mayoría de las afecciones vasculares, esta especialidad se ocupa del control de los pacientes en la prevención, tratamiento y complicaciones de estos procesos.

Este abordaje global, que se enmarca en lo que la Unión Europea establece, permite que los especialistas ofrezcan a sus pacientes la más idónea y efectiva de las terapias disponibles. En el ámbito asistencial, la Angiología y Cirugía Vascular se ocupa del tratamiento de las arteriopatías, isquemia y aneurismas de los vasos de todo el cuerpo ─exceptuando los intracraneales y coronarios. Igualmente se ocupa de las fístulas arteriovenosas para hemodiálisis y del tratamiento de la insuficiencia venosa crónica, varices, trombosis venosas y síndrome postrombótico. Otro aspecto que integralmente se trata es el pie diabético, isquémico o no, y tratamiento de las úlceras de origen vascular.