Noticias

Te ponemos al día de nuestras novedades

Cirugía de varices
La cirugía se realiza por indicación médica tras llevar a cabo un estudio completo de la patología. Sirve para tratar casi todos los estadíos de la insuficiencia venosa y es apta para la mayoría de pacientes, ya que no presenta contraindicaciones generales.

Cirugía de varices

La insuficiencia venosa es la patología más frecuente del sistema circulatorio. En Hospitales Universitarios San Roque ofrecemos un tratamiento de vanguardia para las varices, desde las arañas vasculares con láser y microespuma, hasta los casos más complejos con cirugía hemodinámica.
La cirugía hemodinámica para las varices ofrece ventajas como menores cicatrices, recuperación rápida e ingreso de pocas horas en el hospital. Puedes olvidarte de tus varices mediante un tratamiento sencillo, económico y eficaz.

CIRUGIA DE VARICES

La técnica quirúrgica CHIVA (cirugía hemodinámica de la insuficiencia venosa ambulatoria) es una técnica conservadora mínimamente invasiva utilizada para tratar la insuficiencia venosa superficial en las extremidades inferiores, conservando las venas safenas y mejorando la circulación de las piernas.

Es una técnica que se realiza por indicación médica tras llevar a cabo un estudio completo de la patología. Sirve para tratar casi todos los estadíos de la insuficiencia venosa y es apta para la mayoría de pacientes, ya que no presenta contraindicaciones generales.

Para la correcta realización de la técnica, se realiza un estudio hemodinámico con ecografía doppler y se localizan los puntos exactos de las venas a tratar. En estos puntos se practicarán micro-incisiones (de unos 3 mm) a través de las cuales se ligan las venas y se vacían las varices para restaurar el correcto retorno venoso.

La intervención se lleva a cabo en quirófanos dotados con la tecnología más moderna, preparados para tratar hasta el caso más complejo. Antes de la operación deberá seguir un protocolo de ayuno, higiene y, en ocasiones, toma de medicación que le será indicado por su cirujano. La cirugía es ambulatoria, por lo que, tras una breve estancia en el hospital, podrá ser dado de alta a su domicilio el mismo día de la intervención. Es recomendable caminar tras la operación y alternar las caminatas con reposo con elevación de la pierna.

Las principales ventajas de la técnica son la mínima invasividad con una pronta recuperación, rápida incorporación a la vida laboral y a las actividades cotidianas y un postoperatorio poco doloroso.
Múltiples estudios nacionales e internacionales avalan la seguridad, eficacia y resultados de la técnica, siempre y cuando se realice por manos expertas.

Texto escrito por la Dra. Berjón, Cirujana Vascular en nuestros centros de Maspalomas y Vecindario.

Compartir: