Especialidades Médicas

Tu salud cubierta en todas las etapas

Ginecología Estética, Reparativa y Funcional

En los últimos años se ha incrementado el número de mujeres que demandan soluciones reparativas y funcionales a diversas afecciones de las zonas íntimas.

Selecciona el centro que te interese para obtener más información

Como respuesta a esta demanda nace la Ginecología Reparativa y Funcional, una subespecialidad médica de la Ginecología que permite la corrección funcional y estética y el rejuvenecimiento de la zona vulvo-vaginal.

La Ginecología Reparativa y Funcional ha supuesto una revolución desde el punto de vista clínico y tecnológico, ya que aborda la patología ginecológica de forma integral, solucionando alteraciones morfológicas y funcionales.

Los datos apuntan a que unos seis millones de personas en España padecen incontinencia urinaria y esta cifra aumentará en los próximos años debido al aumento de esperanza de vida. Esta estadística es más relevante entre la población femenina, especialmente en aquellas mujeres que han sido madres, entre las cuales también se calcula que un porcentaje no despreciable padece en mayor o menor medida cierto grado de laxitud vaginal asociada al parto.

A causa igualmente del aumento de la esperanza de vida, cada vez es mayor el número de mujeres que supera la edad de la menopausia y que, con mayor o menor gravedad, padece de atrofia y sequedad vaginal y queda englobado en lo que se llama síndrome urogenital de la menopausia. En el mundo actual, estas mujeres son, en su mayoría, mujeres plenamente activas a nivel laboral, familiar y sexual, que no pueden y no quieren ver sus aptitudes mermadas en ningún aspecto que afecte a su calidad de vida.

Estas cifras dan idea de la gran cantidad de pacientes que pueden beneficiarse de los últimos avances en tecnología no invasiva de rejuvenecimiento íntimo.

Por su parte, La Organización Mundial de la Salud ha definido la Salud Sexual como “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad, no solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad”. Y añade “Para que la salud sexual se logre y se mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos en plenitud. Se requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad, así como de la posibilidad de vivir experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia”.

La tendencia creciente a la búsqueda de la estética íntima supone una verdadera revolución sexual, especialmente para las mujeres, y podría compararse a la generalización de la píldora anticonceptiva en los años setenta.

Y finalmente, la cirugía y, sobre todo la tecnología no invasiva aportan tratamientos cada vez más eficaces para este tipo de problemas.

A partir de los 30 años se pueden apreciar los primeros cambios naturales en la zona genital femenina. Por tanto, las pacientes que pueden beneficiarse de la Ginecología Reparativa y Funcional tienen edades comprendidas entre aproximadamente los 30 y los 70 años de edad.

Las consultas sobre Ginecología Reparativa y Funcional son más frecuentes de lo que en principio pudiera parecer. Entre las más solicitadas se encuentran las siguientes:

  • Relacionadas con el embarazo y parto: En algunos casos, y tras varios partos es frecuente la hiperlaxitud vaginal, es decir, la pérdida de la elasticidad en la vagina, que influye en la esfera sexual de las pacientes. La episiotomía  es un corte quirúrgico en el introito vaginal cuya cicatriz puede generar dolor durante las relaciones sexuales.
  • Morfología de los órganos sexuales: Alrededor del 20% de las pacientes jóvenes presenta unos labios menores  de longitudes dispares y aspecto muy grueso. Cuando sobresalen en exceso de los labios mayores, los labios menores pueden provocar molestias con el uso de prendas ajustadas o en la práctica de algunos deportes, como el ciclismo o la hípica.
  • Vaginismo: Es una patología muy frecuente en mujeres jóvenes. Consiste en la contractura anormal de los músculos de la vagina, que dificulta o impide las relaciones sexuales.
  • Durante la menopausia se produce una reducción en la producción de estrógenos que suele acompañarse de atrofia vaginal y sequedad vaginal y vulvar, dos factores que dificultan las relaciones de pareja.
    Además, la pérdida de estrógenos y otros factores como los partos traumáticos pueden provocar los síntomas de la incontinencia urinaria leve (grados I y II).


Está claro que estamos viviendo un momento de plena efervescencia en el campo de la Ginecología Reparativa y Funcional, en el que cada día aparecen novedades tecnológicas y nuevas opciones terapéuticas tanto médicas como quirúrgicas.

La Ginecología Reparativa y Funcional, y con ella la Medicina Cosmética y de la longevidad se sitúan en una posición destacada en el cuidado de la salud y el bienestar integral del paciente.

Centros con esta especialidad