Especialidades Médicas

Tu salud cubierta en todas las etapas

Unidad de Imagen Cardíaca

Hospitales San Roque es pionero en disponer de una unidad específica de Diagnóstico por la Imagen en Cardiología, lo que le permite lograr mejores resultados tanto diagnósticos, como terapéuticos y económicos.

La fusión de conocimientos de las distintas áreas como cardiología, medicina nuclear cardiovascular y radiología, es complementaria y permite ofrecer la mejor calidad en el servicio de diagnóstico por la imagen en patología cardíaca, cuyos principales beneficiarios son los pacientes.

Selecciona el centro que te interese para obtener más información

Esta unidad cuenta con la última tecnología lo que permite ampliar las fronteras en el diagnóstico más preciso de patologías cardíacas. Así, los pacientes podrán acceder en la Unidad de Imagen Cardíaca de Hospitales San Roque a un variado catálogo de pruebas de diagnóstico como la resonancia magnética cardíaca, una técnica libre de radiaciones ionizantes que permite la visualización con alta resolución del corazón y es el “gold estándar” para realizar el cálculo de función cardíaca. O la novedosa aplicación de T1 mapping, una técnica cada vez más en auge y que permite disponer de un método que podría apoyar al diagnóstico de diferentes patologías miocárdicas sin necesidad de la utilización de contraste con gadolinio.

Por otro lado, Hospitales San Roque es el único hospital en el que se hace resonancia cardiaca de estrés, una prueba que se utiliza cada vez más para el diagnóstico y la valoración de la isquemia y la viabilidad miocárdicas, y proporciona una evaluación segura y efectiva de los pacientes con enfermedad coronaria.

La unidad de cardiología de Hospitales San Roque cuenta con un TAC Multidetector Coronario, un escáner que permite la visualización con alta resolución de las arterias del corazón de forma no invasiva. Gracias al avance tecnológico de esta máquina se puede realizar un estudio de coronarias con muy poca radiación y menos contraste iodado de lo que se usaba en el pasado.

Prácticamente inocuos para los pacientes son también pruebas como la ecocardiografía transtorácica, una técnica no invasiva fundamental en la práctica totalidad de los campos de la Cardiología; la ecocardiografía transesofágica, una técnica semiinvasiva que consiste en la introducción de una sonda en el esófago que contiene un transductor de ultrasonidos para obtener imágenes del corazón de alta calidad. Se suele realizar bajo sedación para la comodidad del paciente. Y la medicina nuclear cardiovascular, que sirve para evaluar si existe o no isquemia micárdica.