Noticias

Te ponemos al día de nuestras novedades

Consejos para una Navidad sana y responsable
Desde Hospitales Universitarios San Roque te damos algunos consejos para que estas navidades puedas disfrutar de estas fiestas entrañables con salud y responsabilidad

Consejos para una Navidad sana y responsable

El mes de diciembre ya ha llegado y con él la fiesta más esperada del año: La Navidad. Son días que celebramos especialmente desde el punto de vista gastronómico, pero muy marcados también por la tradición de los regalos y obsequios. El riesgo en estas fechas está en la cantidad, por lo que desde Hospitales Universitarios San Roque te ofrecemos algunos consejos que prime la calidad y así disfrutar de estas fiestas entrañables con salud y también con responsabilidad.


En Navidad se multiplican las oportunidades para ver a los amigos, reencontrarse con familiares y disfrutar con los compañeros y compañeras del trabajo; y casi siempre lo hacemos entorno a una mesa, compartiendo almuerzos y cenas especiales con variedad y cantidad de alimentos.

En ocasiones, las fiestas navideñas pasan factura en forma de exceso gastronómico, con aumento de peso o desequilibrios nutricionales. Si quieres disfrutar de las fiestas con intensidad, pero sin esas desagradables consecuencias, basta con prestar atención a estas siete claves:

  • Intentar limitar las comidas copiosas a los días principales de celebración como la Nochebuena, Nochevieja y Reyes.

  • Si te toca elaborar el menú intenta afinar en las cantidades en función de los comensales de tal forma que no falte, pero tampoco que sobre. Y si sobra, reparte entre los asistentes a la celebración.

  • Retoma la rutina con inmediatez. Haz tu desayuno habitual tras una cena copiosa y no caigas en la tentación de desayunar las sobras. Si hablamos de rutinas, es fundamental que mantengas tu ritmo de ejercicio diario o semanal: caminar, nadar, ir al gimnasio…

  • No te saltes comidas o peques de comer ligero para dejar hueco en tu estómago para una cena copiosa. Porque si llegas a ella con demasiada hambre el exceso te pasará factura.

  • En Navidad hay que brindar. Y aunque lo recomendable es beber siempre agua, a la hora de tomar refrescos o bebidas alcohólicas elige las que menos azúcar y graduación contengan.

  • Las fiestas son, además, dulces por tradición. Respecto a las golosinas propias de estas fiestas como polvorones, mazapanes., turrones, etcétera, no podemos obviar que son ricos en grasas y azúcares. Es recomendable no comprarlos con mucha antelación para evitar las tentaciones, comerlos con moderación y reservarlos solo para las comidas especiales.

  • La visita a mercados y comercios en estos días es una constante, tanto para adquirir los alimentos con los que elaboraremos nuestros almuerzos y cenas, como para comprar los regalos con los que obsequiaremos a nuestros seres queridos. En este sentido, planificar bien las compras será la clave para evitar contratiempos de última hora que obliguen a improvisar y desviar nuestra planificación de los objetivos saludables.

Respecto a los más pequeños de la casa estas son unas fechas mágicas. Para ellos lo gastronómico pasa a un segundo lugar con la ilusión de recibir los juguetes y detalles que más desean.

Recordemos que el juego es una herramienta fantástica para la educación, por lo que la Navidad es un momento propicio para trasmitir a los hijos e hijas importantes valores como la solidaridad, compartir con quienes no tienen las mismas oportunidades, así como la responsabilidad con respecto a las compras de impulso que no son realmente necesarias.

 


A continuación te enunciamos seis consejos con los que guiar tu planificación en el capítulo de las compras de regalos para los más pequeños.

  • Trasmite a tus hijos e hijas que la cantidad no da la felicidad. Esta es una buena oportunidad para poner en práctica un ejercicio de prioridades que les ayude a distinguir entre lo importante y lo accesorio. Enséñales a no pedir en exceso.

  • Además del cuánto es importante el qué. Aunque tu hijo o hija lleve medio año suspirando por la consola de videojuegos de última generación, intenta ofrecerle también regalos que propicien hábitos saludables: juegos para disfrutar en familia o compartir con amigos, literatura adecuada a su edad, accesorios para la práctica de deportes... La clave está en regalar aquello que nos gustaría fomentar en los más pequeños.

  • Recuerda que el mejor regalo para tus hijos e hijas es poder compartir los juegos contigo. Juega con ellos y comparte su entretenimiento.

  • Aprovecha para revisar los juguetes que ya no se usan y donarlos a alguna organización no gubernamental.

  • Si pese a todas nuestras prevenciones, los niños y niñas han recibido muchos regalos, se puede optar por dosificarlos y reservar algunos para más adelante.

  • Es importante hacer un consumo responsable desde el punto de vista de la economía familiar. Planifica con tiempo suficiente para revisar los catálogos comerciales de los distintos establecimientos para comparar precios y calidades y hacer una compra responsable.

La clave del éxito de una celebración sana y responsable pasa ineludiblemente por una buena planificación. Aún estás a tiempo de organizar tu agenda, tus citas, tus fiestas y tus compras para que este año la Navidad sea inolvidable. ¡Felices Fiestas!

Compartir: