Noticias

Te ponemos al día de nuestras novedades

Hospitales Universitarios San Roque participa en una investigación internacional de un nuevo fármaco para el Parkinson
Somos el único centro canario seleccionado para probar la eficacia de una fórmula para frenar la progresión de la enfermedad. El equipo investigador creado para participar en este ensayo es multidisciplinar donde participan los servicios de Neurología, Laboratorio, Dermatología, Farmacia, Medicina Nuclear, Radiología, además de enfermería y coordinador de estudio.

Hospitales Universitarios San Roque participa en una investigación internacional de un nuevo fármaco para el Parkinson

La Unidad de Parkinson y Trastornos del Movimiento de Hospitales Universitarios San Roque en Las Palmas de Gran Canaria, liderada por el doctor José M. Arbelo González ha sido seleccionada para participar en la segunda fase de un investigación internacional sobre un nuevo fármaco para retrasar la progresión del Parkinson.

La enfermedad de Parkinson idiopática es un proceso degenerativo, progresivo que se manifiesta por temblor, rigidez, bradicinesia y cambio postural. Este cuadro clínico es consecuencia de la degeneración neuronal en la región del cerebro conocida como substancia negra pars compacta, produciendo una perdida de dopamina. Es característico la acumulación de cuerpos de lewy en cuyo interior hay varias proteínas tóxicas destacando principalmente alfa-sinucleina produciendo la muerte neuronal.

 Por el momento no hay cura y los tratamientos actuales son sintomáticos. Actualmente se investigan nuevos tratamientos que sean modificadores de la enfermedad.

Una de las líneas de investigación es sobre la base de que en el interior de las neuronas productoras de dopamina se produce un estrés oxidativo que hiperactiva una enzima conocida como Tirosina Kinasa (TK) que incrementa la agregación anómala de la proteína alfa-sinucleina fosforilada formando mayor acúmulo de cuerpos de Lewy que a su vez aumenta el estrés oxidativo mitocondrial en un çirculo vicioso que se repite produciendo finalmente la muerte neuronal.

La enzima TK desempeña un importante papel en la modulación del crecimiento celular y como regulador de la apoptosis o muerte neuronal. El estudio de cerebros postmorten muestra niveles muy elevados de esta enzima en pacientes que habían padecido enfermedad de Alzheimer y Parkinson, en concreto de la TK conocida como Abelson. Investigaciones recientes han demostrado que en modelos in-vitro y en animal la sobreactivación de esta enzima desempeña un papel en la fisiopatología de la enfermedad de Parkinson y que su inhibición muestra efectos neuroprotectores y previene la muerte neuronal dopaminérgica reduciendo niveles de proteínas neurotóxicas incluidas alfa-sinucleina y cuerpos de Lewy.

El fármaco que se investiga conocido como K0706 es un inhibidor de la Tirosina Kinasa Abelson y se pretende estudiar la eficacia en frenar la progresión de la enfermedad de Parkinson, la seguridad y tolerabilidad del fármaco K0706. Es un estudio en fase 2, internacional en el que participan 7 países, principalmente EEUU, pero también de Europa y la India. En España participan 17 hospitales. Para conocer la eficacia clínica y la reducción de los niveles de la proteína neurotóxica alfa-sinucleina se hace un seguimiento muy riguroso en el que se incluye controles analíticos, de neuroimagen, dermatologicos y valoraciones neurológicas. El objetivo principal es determinar si el K0706 reduce la tasa de progresividad en etapas tempranas de la enfermedad comparando grupo activo con diferentes dosis del fármaco y frente a placebo durante un tiempo de seguimiento de 50 semanas. Se estima una participación total de más de 500 pacientes recogidos entre todos los hospitales.

              

Los primeros resultados que han ido conociéndose hasta el momento es que la molécula es bastante segura y bien tolerada, sin embargo, habrá que esperar que finalice el estudio y se obtenga todos los resultados y demostrar su eficacia. Si esto ocurriera probablemente se abriría una siguiente fase 3 de continuación, y más posteriormente se iniciaría la comercialización.

Entre los principales criterios de inclusión, los sujetos que deseen participar deben ser de mayores 50 años, hombres o mujeres, con enfermedad de Parkinson de reciente diagnóstico y que no hayan iniciado tratamiento para la enfermedad, excepto un medicamento conocido como IMAO-B, además de otros criterios de selectividad. Si se cumplen los criterios de inclusión y el sujeto desea participar voluntariamente, no le compromete a tener que finalizarlo si no lo desea.

Si algún paciente de reciente diagnóstico desea consultar sobre su posible participación se ofrece teléfono de contacto:

928404040 Extensión 5150- 5151

email: Jose.Arbelo@hospitalessanroque.com

Dr. José Matías Arbelo

Unidad de Parkinson y Trastornos del Movimiento

Hospitales Universitarios San Roque en Las Palmas

Compartir: